Cómo fomentar la co-innovación en las empresas

ideas
El pasado 15 de diciembre, Alfons Cornella dio una conferencia en la CEN sobre co-innovación y desarrollo empresarial.

Una de las ideas centrales de su discurso hacía referencia a la colaboración entre empresas y start-ups. Alfons Cornella hablaba de que, hasta ahora, la relación de las empresas con las start-ups ha sido asimétrica. En esa relación ha predominado el discurso de la empresa “yo tengo dinero y tú no”, pero es hora de inventar otra forma de relacionarse y pasar a una posición más “entre iguales” en donde el discurso principal sea “tú tienes una idea, yo tengo mercados”. De esta forma, muchas start-ups tendrían más garantías de éxito porque, hoy en día, crear mercado es muy costoso. Por ello, la solución para una start-up pasa por acercarse a una empresa grande que tiene mercado pero que está carente de ideas.

En la sesión, se mostraron muchos ejemplos de co-innovación entre empresas de sectores muy diversos que, posiblemente, como ocurre con muchas colaboraciones empresariales, habían surgido como fruto de una conexión surgida de la casualidad. Alfons Cornella, a través de su empresa Co-Society, lo que busca es sistematizar la colaboración para la innovación entre las empresas a través de proyectos comunes. Para ello, lo que hacen es crear unas condiciones mínimas para que las empresas puedan hacer proyectos juntas. Esto lo consiguen a través de cuatro acciones fundamentales.

La primera es la identificación de aquellos activos de valor de los que no son conscientes las empresas. Hay que descubrir qué tienen esas compañías más allá de lo que saben. Por ello, es importante hacer “la lectura de los intangibles de las empresas”. Si una empresa quiere hacer co-innovación, tienen que olvidarse de vender su producto y descubrir cuál es el activo común con la otra firma y cómo pueden desarrollarlo.

La segunda acción es inspirar a las compañías a partir de lo que ocurre en el mundo. Muchos proyectos de co-innovación surgen de ver algo en el mundo que es inspirador. Es fundamental estar al día de las oportunidades globales, ya que mucha co-innovación está surgiendo a partir de ver que en el mundo se están haciendo cosas.

La tercera acción es crear software o herramientas de interacción para que las empresas combinen sus capacidades y las posibilidades de hacer algo juntas.

Por último, la cuarta acción para la co-innovación es facilitar que ocurra una combinación entre las diferentes firmas a través de mostrar una evidencia, como por ejemplo, que ambas compañías tengan el mismo mercado. Una acción efectiva es generar mesas de oportunidades, es decir, poner a empresas juntas a hablar pero con alguna oportunidad para que las distintas partes exploren hasta qué punto esa oportunidad les parece interesante. Así es como comienzan a producirse potenciales colaboraciones.

Sin embargo, para que todo este proceso llegue a buen puerto, es necesario crear mecanismos de financiación para los prototipos. Cuando dos empresas encuentran una idea de un proyecto, muchas veces les cuesta hacerlo porque no es fácil encontrar dinero para crear un prototipo. Aquí es donde podría jugar un papel muy importante la Administración Pública a través de subvenciones para la puesta en marcha de proyectos co-innovadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s